Naranjas confitadas.

Buenos días lectores!! Seguimos de vacaciones y hay que ver lo que bien que se está, me queda muy poquito para empezar los exámenes, así que tendréis que perdonarme que esté más ausente, pero no os preocupéis que en cuanto acabe lo celebraremos con recetas dobles!  🙂

La receta de hoy es otra básica entre la repostería, es muy sencilla de hacer y muy difícil de que salga mal, animaros a prepararla que la utilizaremos para futuras recetas!

Se trata de unas naranjas confitadas. Es ideal cuando las naranjas ya están muy maduras y tiene infinidad de utilidades. En la próxima receta os enseñare mi forma preferida de tomarlas en tarta, también se pueden tomar solas, acompañadas de un té, en creepes, con cous cous dulce, encima del roscón de reyes…ya veréis cuanto juego les vamos a dar!

Naranja confitada.

Naranja confitada.

Nosotros vamos hacer dos versiones, unas bañadas en chocolate (perfectas para el té o el café) y otras solas con una ramita de canela que le aporta un aroma buenísimo.

¡Os voy a contar algo más sobre ellas!

Se pueden conservar en su propio jugo (como cualquier conserva) aguanta un montón de tiempo en perfecto estado, solo tendríamos que colocarlas en un tarro de cristal, una rodaja encima de otra, y cubrirlas con el jugo que nos queda tras haberlas cocido, cerraríamos bien el tarro y lo llevamos al vacío, de la misma forma que si se tratase de una mermelada.

La otra manera de conservarlas es en el congelador,(esta vez sin jugo) para ello solo tendríamos que poner papel vegetal entre las rodajas de naranja y cubrir todas ellas con papel transparente, posteriormente se introducen en el congelador y listo!

Ahora vamos a la receta!

Recordaros que para cualquier duda, sugerencia o simple comentario podéis escribirme debajo de la receta, y yo trataré de contestar lo más rápido posible.

 

Gracias por leerme!! Besos!!

 Ingredientes:

  •  600 ml. de agua.
  • 3 naranjas.
  • 300 gr. de azúcar.
  • 80 gr de chocolate puro.
  • 2 ramas de canela o un chorrito de ron (opcional).
Ingredientes

Ingredientes

 

Elaboración:

Comenzamos preparando las naranjas, para ello las lavamos enérgicamente con un cepillo bajo el grifo del agua y a continuación las cortamos en rodajas no muy finas, aproximadamente medio centímetro.

Seguidamente en un cazo a fuego lento, añadimos el agua y el azúcar removiendo despacio hasta conseguir que se disuelva el azúcar.

Una vez conseguido esto añadimos las naranjas y lo dejamos durante 1 hora y media a fuego lento y tapado. Es ahora el momento de incorporar si queremos, las ramitas de canela o el chorrito de ron.

DSC_0592

A fuego lento, cocinamos las naranjas ,con el azúcar, el agua, y opcionalmente la canela o el ron.

 

Pasado este tiempo, apagamos el fuego y las dejamos templar en el mismo cazo.

Una vez estén a temperatura ambiente, colocamos las rodajas de naranja a secar sobre una rejilla, si las dejamos secar al aire libre necesitarán 1 día y medio, si tenéis mucha prisa las introducimos en el horno a 100ºC durante 40 minutos.

Las dejamos secar sobre una rejilla durante 1 día y medio al aire libre o durante 40 min a 100 grados en el honro

Las dejamos secar sobre una rejilla durante 1 día y medio al aire libre o durante 40 min a 100 grados en el honro

No olvidéis reservar el jugo restante y conservarlo en un tarro. Este nos servirá para guardar dentro de él las rodajas de naranjas cuando estén secas (tal y como os he explicado en la introducción).

Y si no vais a conservar las naranjas en su jugo, guardarlo también! Porque lo utilizaremos para futuras recetas.

Cuando ya tengamos las naranjas secas, cogemos la mitad de ellas y las bañamos en chocolate. Para ello en un cazo al baño maría ponemos a derretir 80 gr de chocolate puro, cuando se haya fundido, lo dejamos templar un poquito y bañamos la mitad de la rodaja de naranja.

Bañamos la mitad de la rodaja de naranja en chocolate fundido.

Bañamos la mitad de la rodaja de naranja en chocolate fundido.

Por último las dejamos secar sobre una papel vegetal (muy importante que se sequen sobre este papel para que no se queden pegadas) e introducimos en la nevera durante 15-20 minutos para que se enfríe el chocolate.

Las colocamos sobre el papel vegetal e introducimos en la nevera durante 15-20 minutos.

Las colocamos sobre el papel vegetal e introducimos en la nevera durante 15-20 minutos.

Ahora ya podemos disfrutar de nuestras naranjas confitadas. Ambas son una delicia tanto la bañada en chocolate como la que está al natural (en mi caso con un suave aroma a canela).

Buenísimas

Buenísimas

3 pensamientos en “Naranjas confitadas.

  1. Pingback: Bizcocho de naranjas confitadas | La cocina con encanto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s